Nuestro Blog

El hecho de ser madre cambia la fisionomía de la mujer y mientras no se perciba algún signo de enfermedad no debe ser un problema. Es la propia mujer la que tiene la libertad de decidir cómo quiere verse a sí misma. Pero si es cierto que hay ciertos métodos que ayudan no sólo a cuidar su aspecto físico sino, y especialmente, determinados niveles de salud.

Publicado en Obstetricia