Además de evitar el embarazo, la píldora tiene más usos

26-10-2017

En el mercado de la anticoncepción existen diferentes tipos de métodos fiables como los parches, los preservativos, el DIU…Uno de los más comunes es la píldora anticonceptiva que alcanza una eficacia cercana al cien por cien, pero además es muy fácil de usar y no tiene muchos efectos secundarios dependiendo de la persona. Pero además tiene otros usos que pueden ser de gran interés, por lo menos su conocimiento.

 Los especialistas en reproducción humana podemos distinguir entre dos tipos de píldoras. La llamada píldora combinada, compuesta por progestina y estrógenos. Y un segundo tipo cuya composición no contiene estrógenos.

En ambos casos, la píldora previene el embarazo evitando la maduración de los ovarios y que liberen el óvulo hasta las Trompas de Falopio. Y del mismo modo hacen más densa la capa de moco vaginal haciendo que los espermatozoides lleguen hasta las citadas trompas. Como norma general hay que resaltar que el proceso de anticoncepción con píldoras siempre debe ser en consulta con el especialista ginecológico.

La píldora afecta de este modo a las hormonas de nuestro cuerpo y producen cierto desequilibrio y en ocasiones podemos hablar de efectos secundarios. Actualmente las dosis se ajustan para que estos efectos sean mínimos. En ocasiones puede afectar al sangrado menstrual que puede disminuir o ser muy denso que debe ser vigilado y hablar de ello con el ginecólogo por si puede existir problema de trombosis. Entre otros posibles efectos secundarios citaremos sin más problemas depresivos, cutáneos o de peso. Pero todos son llevaderos como norma general y si no, insistimos en la consulta con el ginecólogo.

Entre los muchos bulos que circulan alrededor de la ingesta de la píldora encontramos uno de los más graves que queremos destacar. Hay que dejar muy claro que la píldora anticonceptiva no sirve para evitar enfermedades de transmisión sexual.

reproducción asistida píldora anticonceptivaOtros usos de la píldora anticonceptiva

Pero si como citábamos las ETS no se previenen con la píldora anticonceptiva se ha descubierto recientemente que tiene otros usos. En un reciente estudio en el que han trabajado especialistas del Hospital Universitario de Guadalajara, el grupo ACOTA (Anticoncepción como Tratamiento, formado por ginecólogos y juristas) y la firma farmacéutica Gedeon Richter se han encontrado diferentes usos de la píldora para tratar diversas patologías.

Problemas de acné e hirsutismo: Se han reducido la aparición de granos en la piel y de vello en zonas del cuerpo en los que sólo existe si se trata de un varón.

Problemas de ovario poliquístico: Siendo un problema muy frecuente en mujeres fértiles, el uso de píldora anticonceptivas muy bajas en estrógeno propicia la mejora de los síntomas.

Abundante de sangre menstrual: Es un problema muy tratado en las consultas de Ginecología y con el uso de la píldora se reduce este sangrado y se evitan problemas de anemia.

La enfermedad de Von Wilebrand: La falta de esta proteína en la sangre genera sangrados en la piel y mucosas por los efectos de esta carencia sobre las plaquetas. Así con el uso de la píldora se actúa sobre la coagulación de la sangre y se solucionan estas hemorragias.

Endometriosis: La presencia de tejido del útero en el exterior provoca graves dolores a la mujer que padece este problema. Según el mencionado estudio, la píldora alivia dolores pélvicos, disminuye el tamaño de los quistes y se reduce el riesgo de cáncer de ovario.

Síndrome premenstrual: Los efectos físicos y emocionales de la menstruación también se ven

Amenorrea: La ausencia de regla puede ser en cierta medida también erradicada con el uso de la píldora ya que los estrógenos pueden hacer recuperar la fertilidad.  

2 Comments

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.