El embarazo ectópico o extrauterino, sus causas y tratamiento

23-06-2017

Es muy posible que alguna vez hayas oído hablar del embarazo ectópico o embarazo extrauterino que básicamente se produce cuando el óvulo una vez fecundado comienza su desarrollo fuera del útero. Pero no siendo tan simple como parece, este tipo de embarazo se debe a determinadas causas y tiene muchas complicaciones y posibles tratamientos.

Simplificando mucho el proceso del embarazo, en situaciones normales, el óvulo es fecundado se traslada hacía el útero donde comienza su desarrollo embrionario. Pero debido a determinadas complicaciones cuando el óvulo se traslada en el exterior de la cavidad uterina se produce el llamado embarazo ectópico.

Cuando se da este tipo de problemática, lo más común es que el óvulo se desarrolle en las Trompas de Falopio. Este embarazo, denominado tubárico puede continuar su desarrollo hasta hacer que se produzca algún desgarro en la trompa de Falopio y una hemorragia que puede hacerse muy problemática para la madre.

Este tipo de embarazo extrauterino suele verse interrumpido de forma natural en los tres primeros meses y muchas mujeres ni siquiera perciben algunos de los síntomas. También, en menos casos, el embarazo puede desarrollarse en los ovarios, abdomen o en el cuello del útero.

Imagen cortesía de paymareproducción

reproducción asistida embarazo ectópicoEl embarazo extrauterino posee diversos factores de riesgo propios que pueden afectar a la salud de la madre y su posible capacidad de quedarse embarazado en un futuro. Así un embarazo ectópico puede aparecer por diversas causas como otros embarazos extrauterinos previos. También por el uso de un DIU, por interrupciones del embarazo anteriores, operaciones, píldoras abortivas que puede generar una inflamación en las Trompas de Falopio y posibilitar este embarazo extrauterino.

También deberán tener especial vigilancia y cuidado las mujeres que hayan tenido algún trastorno de fertilidad, alguna enfermedad como la clamidia o hayan sido intervenidas de una operación en la zona del abdomen.

La forma de notar que la mujer puede estar sufriendo un embarazo de este tipo es en primer lugar por la ausencia de la menstruación. Este momento es acompañado por fuertes dolores de la zona pélvica y posibles hemorragias en la vagina. Asimismo, se pueden sentir síntomas relacionados con un embarazo corriente como la dureza en el pecho y nauseas.

Así que en caso de sentir alguna de las sensaciones descritas lo mejor es acudir a un especialista ginecológico. Por medio de una prueba de embarazo, una exploración por parte del especialista y una ecografía se determinada la existencia del embarazo. En caso de que la prueba sea positiva, no exista un aumento de las hormonas del embarazo en sangre y la matriz se encuentre vacía se diagnosticará el embarazo ectópico.

Se iniciará un proceso de vigilancia por parte de los especialistas ginecológicos para comprobar si se da un aborto natural. En caso de no producirse, por el bien de la madre, se iniciará una laparoscopia o prescripción de medicamentos para la extirpación del embrión.

De ser detectado a tiempo, la intervención es muy poco invasiva, pero puede ser que si ha habido un desarrollo mayor del feto se haya producido una hemorragia en las Trompas de Falopio como comentábamos anteriormente. En casos muy graves el médico determinara que por la salud de la mujer se deben extirpar las Trompas de Falopio con lo que también se truncará un posible embarazo futuro.

2 Comments

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.